Etiqueta: Reseñas de libros

La Perricholi. Reina de Lima de Alonso Cueto (reseña)

Me fascinan los libros de ficción histórica y desde que se publicó el libro “La Perricholi. Reina de Lima”, del autor peruano Alonso Cueto, tuve muchas ganas de leerlo. Me interesa la época del Virreinato en el Perú, ya que soy fan de las Tradiciones Peruanas de Ricardo Palma desde pequeña (mi tesis de la universidad es sobre él). Además, sé que el autor dedicó diez años a investigar y a documentarse sobre la protagonista para ofrecernos un libro sólido y dinámico a la vez. 

Foto: Sandra Ramírez Checnes. Portada del libro La Perricholi. Reina de Lima de Alonso Cueto.

Libre como el viento

El libro de Cueto nos aproxima a Micaela Villegas, la Perricholi, con una mirada de admiración que comparto. Fue una mujer trabajadora (actriz de teatro), que se casó cuando quiso y vivió su vida sin temer a los convencionalismos de la sociedad limeña del siglo XVIII. Spoilers. Incluso tuvo dos hijos con distintas parejas y trabajó para mantenerlos sin abochornarse por ser una madre soltera. ¿Sería una precursora del feminismo? Yo diría que sí. La escena en que insiste en ir a probar café, acompañada por su hermana mayor, a un establecimiento frecuentado por hombres lo ilustra. Ella no se inmuta cuando le indican que no pueden atenderla por ser mujer y solo se siente contenta cuando el mismo dueño de la cafetería las atiende. Recordemos que en esa época las mujeres no asistían a lugares públicos, de este tipo, sin la compañía de un esposo o pretendiente. 

Retrato de Micaela Villegas. Fuente: Compendio Histórico del Perú, Historia del Siglo XVIII, Tomo IV, Editorial Milla Batres S.A. Lima, 1993.

Para el amor no hay edad

La obra nos muestra toda la vida de Miquita, como la llamaría su amante el virrey Manuel de Amat y Junyent, desde su nacimiento hasta su muerte. Disfruto mucho de los libros en los que puedo acompañar a un personaje en sus alegrías, tristezas, errores y aciertos. Spoliers. Micaela tenía una personalidad magnética y una vez que logró conquistar al virrey lo manejó a su antojo a pesar de que él le llevaba unos cuarenta años de diferencia. Resulta cómica la escena en la que lo hace salir a medianoche, en pijama, a traerle una jarra de agua de la fuente de la Plaza de Armas de Lima. Como el mismo Amat reconoce en la historia, él gobernaba el poderoso Virreinato del Perú y en su corazón reinaba Micaela. 

Con paso firme

Micaela caminaba por todo el centro de Lima como si fuera un gran escenario y se engalanaba para ello. Son exquisitas las descripciones de todos los accesorios que usaba y cómo los llevaba. Cueto nos narra cómo le gustaba convivir con las vendedoras, los pregoneros e incluso con las estiradas damas limeñas que se pavoneaban seguidas de cerca por su séquito de esclavos. Spolier. Miquita confiesa que no podría vivir en ningún otro lugar del mundo y es una de las razones por las que no acompaña a Manuel Amat cuando él debe regresar a España. Además, nunca hubiera abandonado a su familia, a la que amaba y apoyaba con ahínco. Es satisfactorio verla convertirse en una abuela que hace sonar sus botines al caminar y que lleva el corazón henchido de amor por los nietos que le ha dado su hijo Manuelito. 

Les recomiendo este libro para que conozcan un poco más de la Lima en la que El Coliseo de las Comedias se abarrotaba de público y las tapadas de pie diminuto hacían sus diabluras. También encontrarán las historias de Santiago el volador, quien intentó fabricar una especie de aparato volador inspirado en las aves, y de la ingeniosa Marianita, una adolescente de trece años, obligada a casarse por su familia con un hombre que podía haber sido su abuelo y cómo escapó de ese infeliz matrimonio. Disfruten del gran trabajo realizado por Alonso Cueto.

Ficha técnica del libro
Título: La Perricholi. Reina de Lima.
Autor: Alonso Cueto.
Editorial: Literatura Random House.
Año: 2019.
Páginas: 442.

El misterioso caso de Styles de Agatha Christie (reseña)

El 15 de setiembre se celebra el nacimiento de una de mis escritoras favoritas y para mí la maestra de la novela de detectives: Agatha Christie. Además, este 2020 se cumplen 100 años desde que llegó a las manos de los lectores su primer libro titulado El misterioso caso de Styles, obra que fue publicada por primera vez en los Estados Unidos en octubre de 1920 y en el Reino Unido en 1921.

Hastings y Poirot

En esta historia el capitán Hastings ha regresado de la guerra y es invitado por su amigo John Cavendish a pasar una temporada en la residencia de Styles. Las vacaciones se arruinan cuando Emily Cavendish, madrastra de John y dueña de la mansión, aparece muerta en su dormitorio. Al principio se cree que murió de un paro cardiaco, pero más adelante se comenzará a sospechar que fue envenenada. Situación que permitirá que aparezca, por primera vez, el detective Hércules Poirot, del que Hastings es amigo y colaborador,  y ponga en funcionamiento su característica inteligencia. También se presentará en escena el inspector Japp, personaje recurrente en posteriores novelas de Christie. 

Hastings, Poirot y el inspector Japp en la película que se realizó basada en el libro.
Fuente: abc.es

Los habitantes de la mansión Styles

En algunas ediciones se presenta una útil guía del lector, ya que en la obra intervienen casi una veintena de personajes, lo que puede generar confusión e impedir que se disfrute del caso. En la mansión, ubicada en Essex (Inglaterra), viven los hijastros de Emily, la esposa del mayor de ellos (John Cavendish), Alfred Inglethorp (segundo esposo de Emily), Cynthia Murdoch (protegida de Emily), Evelyn Howard (mejor amiga de Emily) y los sirvientes. Además, se incluyen un par de diagramas para conocer la distribución de la casa y conocer qué dormitorio pertenece a cada miembro de la familia. Información que será muy útil para que Poirot vaya descifrando quién miente sobre en qué lugar estaba al momento del crimen. 

Poirot y el asesino

Las pruebas que empiezan a aparecer requieren que el lector esté muy atento, ya que Poirot no suelta prenda y no comparte sus hallazgos con Hastings. A lo largo de las páginas hace que su amigo y todos los que estamos leyendo nos devanemos los sesos buscando al asesino. Comienzan los spoilers. Inicialmente todos los hechos apuntan a Alfred Inglethorp, ya que se convertirá en un viudo muy rico, pero el detective se empeña en impedir que sea juzgado. A pesar de que el hombre no tiene una coartada sólida, estuvo ausente la noche del asesinato y el farmacéutico del pueblo declara haberle vendido un veneno. 

Portada del libro El misterioso caso de Styles. Foto: Sandra Vanessa Ramírez Checnes.

No todos son lo que parecen 
Los dos hijastros de Emily Cavendish son acusados por el asesinato, pero es John quien se lleva la peor parte, ya que en horas previas a la muerte de su madrastra discutió con ella de forma acalorada. Vienen más spoliers. Por otro lado, las huellas de Lawrence, hermano menor de John, aparecen en una botella con estrictina (veneno) del dispensario en el que trabaja Cynthia Murdoch. ¿Cómplices del asesinato? Sí, existen un par de cómplices, pero no son ellos. ¿Serán la esposa de John y su amigo el toxicólogo? 

Finalmente, debo comentarles que me gustó el libro sobre todo porque pude acompañar a Hércules Poirot en su primera investigación. Además, fue excitante verlo desenmascarar a la mente maestra del crimen. Los invito a disfrutar de este clásico de las novelas de detectives y sobre todo a seguir leyendo a Agatha Christie.  

Los tres mosqueteros de Alejandro Dumas (reseña)

“¿Por qué el libro se llama Los tres mosqueteros, si cuando lo lees te das con la sorpresa de que D’Artagnan es prácticamente un cuarto mosquetero?” He escuchado ese comentario de varios de mis amigos y amigas al adentrarse en este clásico de más 700 páginas. La explicación que me agrada es cómo cambia la vida de D’Artagnan al conocer a los que serán sus colegas de armas y amigos de corazón: Athos, Porthos y Aramís.

Esta novela histórica no es, totalmente, producto de la imaginación de Dumas, sino que él se inspiró en los manuscritos que descubrió en la Bibliothèque Nationale: Memorias del señor D’Artagnan, teniente capitán de la primera compañía de los mosqueteros del rey, de Gatien de Courtilz de Sandras (Colonia, 1700). El dato anecdótico es que Dumas se quedó con el libro cuando regresó a París y nunca lo devolvió a la biblioteca pública de Marsella. Mi nivel de indignación es alta ante este hecho a pesar de que la novela me gustó mucho.

Portada de Los tres mosqueteros de Alejandro Dumas. Foto: Sandra Ramírez Checnes.

Juego de ajedrez a gran escala
Esta novela de aventuras en la que los duelos se dan en cada esquina, y defender el honor vale más que la vida misma, se asemeja a un juego de ajedrez. En sus páginas son el Cardenal Richelieu y el rey Luis XIII de Francia quienes se enfrentan en el tablero de ajedrez, pero desde mi percepción los jugadores reales son el primero y el duque de Buckingham. Viene un spoiler. Ambos utilizan como piezas del juego a los reyes y súbditos de sus respectivos países con tal de conquistar el amor de la reina, Ana de Austria, o vengarse de ella.

La reina, Ana de Austria, y el Cardenal Richelieu. Foto: Sandra Ramírez Checnes.

Lo fácil que es enamorarse
Me llama la atención las encendidas pasiones que se suscitan en la historia. Una mirada basta para jurarse amor eterno y un desaire para desatar un odio sin igual. Viene otro spoiler. Ejemplos de estos amores son: Aramis y su amada (fiel a la reina), D’Artagnan y Constance Bonacieux, el duque de Buckingham y la reina. De los odios: Cardenal Richelieu y la reina, Milady de Winter y Buckingham, D’Artagnan y Milady (ella no perdonará su engaño al haber suplantado a su amante de turno). Sí, Milady odia a varios y es odiada por otros tantos (la lista es bastante larga).

Amores malditos
D’Artagnan y sus amigos sufren penurias económicas, pero sobre todo están a punto de morir en cada misión en la que se embarcan. Lo curioso es que no les importa mientras estén seguros de que su amada les corresponde. Lamentablemente, este sentimiento no es suficiente para asegurar la felicidad de nuestros personajes. Viene otro mega spoiler. Buckingham muere desangrado, en su palacio, sin volver a ver a Ana de Austria. A su vez D’Artagnan atesora entre sus brazos a la valiente Constance, quien muere a causa del veneno suministrado por Milady.

Ilustración en la que aparecen Los tres mosqueteros y D’Artagnan. Foto: Sandra Ramírez Checnes.

Milady de Winter
Aparece un par de veces en la primera parte y se roba el protagonismo en la segunda. Este personaje es fascinante y me pregunto cómo sería la historia contada desde su punto de vista. Es un ser vengativo con mucha habilidad para utilizar a los demás. Spoilers por doquier. Su capacidad para manipular a las personas llega a un nivel magistral al convencer a John Felton, hombre de confianza de su cuñado, para que asesine al duque de Buckingham. Sus ansias de venganza y sangre fría son tangibles al arrebatarle la vida a la joven Constance y luego morir sin siquiera nombrar a su pequeño hijo.

Ilustraciones en las que aparece Milady de Winter. Foto: Sandra Ramírez Checnes.

Un libro largo pero con una narrativa atrapante. Me atrevería a decir que se compara con una película de acción de nuestra época. Todo el tiempo está sucediendo algo. Altamente recomendado para quienes disfrutan de los clásicos donde confluyen amores, odios, luchas de poder e intrigas por doquier.

Ficha técnica del libro: Los tres mosqueteros de Alejandro Dumas.
Ilustraciones: J.A. Beauce y F. Phillippoteaux.
Editorial: Biblok.
Número de páginas: 754

Mi país inventado – Isabel Allende (reseña)

Este año comencé a leer a Isabel Allende sin muchas expectativas, pero los dos libros que he leído hasta ahora me han gustado mucho. Pueden revisar mi post sobre Inés del alma mía para saber cómo fue mi primer encuentro con la autora chilena. 

Radiografía de una sociedad

Hace unos días terminé Mi país inventado y ahora me siento una amiga de la autora. Allende nos lleva por un recorrido íntimo sobre el Chile de su infancia y juventud. No idealiza su país, pero sí resalta los detalles que lo hacen su refugio emocional. Además, nos brinda una radiografía de la sociedad de Santiago de Chile en la que podemos observar sus carencias y cualidades. Conocí a la mujer chilena tradicional y considero que es muy parecida a la mujer conservadora peruana. La que atiende al esposo y antepone las necesidades de su familia a las propias. También me resultó divertida su descripción del arte del chisme y cómo su familia lo practica. Debo reconocer que los peruanos no nos quedamos atrás: también nos encanta el chisme aunque siempre lo neguemos.

Portada del libro Mi país inventado. Foto: Sandra Ramírez Checnes.

Una mujer de mundo

La autora ha viajado por muchos países y también vivió en varios. Me pareció muy entretenida la secuencia en que nos comparte cómo se plantó ante el estadounidense que ahora es su marido y le dijo que ella quería casarse. Cómo le enfatizó que la mujer chilena, la que está pegada a su alma, quiere un hogar y no solo un romance. 

En definitiva es un libro corto, transparente y muy ameno. Disfruté de la sinceridad de Allende y de acompañarla por un camino que ha tenido alegrías y tristezas. Es una megacharla con una mujer decidida y sobre todo interesante por todo lo que ha vivido. Un libro recomendado para los que gustan de la no ficción.

Una canción salvaje de Victoria Schwab

¿Los monstruos son producto de las acciones de los seres humanos? Según Victoria Schwab, escritora estadounidense creadora de historias de fantasía, la respuesta es afirmativa. Al menos es lo que nos explica a través de Una canción salvaje, libro que nos presenta a la ciudad de Verity y a los seres que habitan en ella: humanos y monstruos en guerra constante.

Los monstruos creados por los humanos
Schwab nos arrastra a esta ciudad dividida en norte y sur. En la primera se pagan altos precios al mercenario Callum Harker por la protección contra los monstruos y en la segunda se lucha junto al ejército de Henry Flynn para sobrevivir a los mismos. Los tres tipos de seres que son productos de los pecados y la violencia de las personas son: los Corsai, los Malchai y los Sunai. Además, cada uno tiene una canción tétrica.

Portada de Una canción salvaje. Foto: Sandra Ramírez Checnes.

Dos familias
La historia comienza con Kate, hija de Harker, incendiando una iglesia para que la expulsen de la sexta escuela a la que asiste y regresar a Verity junto a su padre, ya que anhela demostrarle que es merecedora de llevar su apellido y algún día comandar la ciudad en su lugar. La otra familia está formada por Flynn, su esposa Emily y los tres Sunai que cría como hijos: Ilsa, Leo y August. Lo más curioso es que a pesar de que en la segunda conviven con tres monstruos, los lazos de afecto son más profundos y hasta logran tener a un gato como mascota.

Verity
La autora logra que la ciudad sea un personaje omnipresente que abraza toda la historia, ya que sus calles derruidas y la oscuridad que delinea sus fronteras son como una enfermedad que no puede superar. Además, la tensión que flota en el ambiente es como una fiebre que se enciende al anochecer y da vía libre a los monstruos para salir a matar. Deja de leer desde aquí si aún no has leído el libro y pasa al último párrafo.

Kate y August
Por un momento pensé que se iba a usar al clásico Romeo y Julieta, pero la autora no cae en el facilismo y eso me encantó. La relación de Kate y August no nace de una atracción física o un romance en ciernes, sino como parte de la guerra. Ella quiere cazarlo y mostrarlo como un trofeo ante su padre. Él fue enviado a la escuela a espiarla para poder usarla como ventaja si se rompe la tregua. Lo resaltante de su vínculo es que August logra sentirse menos monstruo al no abandonar a Kate y ella se permite volver a ser humana al confiar en un ser que le puede robar el alma al tocar su violín.

Ilustración que presenta a Kate Harper y August Flynn. Foto: Nanfe. CC BY-NC-ND 3.0

En esta reseña, debo confesar que no soy fan de los libros de fantasía, pero la narrativa de Victoria Schwab me atrapó de principio a fin. La construcción del mundo, los matices de los personajes y los niveles de intensidad que se manejan en esta historia son toda una montaña rusa de emociones. Sufres con August, te indignas con Harker, deseas escuchar la voz de Ilsa y quieres acompañar a Kate para que no se sienta abandonada. Un libro altamente recomendado por esta lectora voraz y, si quieres conocer otro tipo de monstruo, lee mi post sobre El sabueso de los Baskerville. Los clásicos también tienen un encanto particular.

Inés del alma mía – Isabel Allende

Inés del alma mía ha sido mi primer encuentro con Isabel Allende. Un encuentro postergado por muchos años, ya que tenía cierto prejuicio contra la escritora. Debo reconocer que un comentario se grabó en mí y me hizo dudar sobre la calidad de su obra. Pero hubo dos señales que me ayudaron a cambiar de opinión y darle una oportunidad. La primera, en una serie de Netflix la protagonista explicaba el impacto que el trabajo de Allende había tenido sobre su deseo de convertirse en escritora. La segunda, una amiga me llamó un día para decir que quería regalarme varios libros y entre ellos había un par de ejemplares escritos por la chilena. El destino había dictaminado que era momento de leer a Allende. 

Portada de Inés del alma mía. Foto: Sandra Ramírez Checnes.

Inés Suárez, protagonista del libro, es una joven costurera muy osada y aventurera para el siglo XVI. Ella se convertirá en la primera mujer española en participar en la conquista de Chile. Combatirá contra los mapuches durante largos años y vivirá miserias (sin alimentos ni medicinas) junto a los conquistadores que fundaron la ciudad de Santiago. A partir de aquí hay algunos spoilers. 

La narración en primera persona, en gran parte del libro, crea una atmósfera íntima con Inés. Conocer a sus tres amores y escuchar las confidencias que le hace a su hija adoptiva son una delicia. Con Juan de Málaga, su primer amante y esposo, conoció el placer. Con Pedro de Valdivia, maestre de campo de Francisco Pizarro, vivirá la aventura de su vida, ya que junto a él viajará a Chile. De Valdivia la traicionará e incluso la invitará a recluirse en un convento, ya que era lo que se solía hacer con la viudas que no tuvieran parientes que las representaran y dirigieran sus vidas. Con Rodrigo de Quiroga, su segundo esposo, descubrirá el amor verdadero y formará una familia, ya que él tenía una hija, la cual Inés cobijará como si hubiera salido de su vientre. El fallecimiento de Rodrigo, después de muchos años de matrimonio, será el motivo por el cual comenzará a escribir su historia y a esperar con anhelo la muerte. 

Tuve sentimientos encontrados al leer este libro, ya que la época de la conquista en Sudamérica está plagada de abusos, violencia y codicia, lo que me indigna y entristece a la vez. Pero por otro lado, conocer la historia de esta mujer combativa que cruzó parajes inhóspitos por amor y con el sueño de fundar un lugar justo para vivir es fascinante. Devoré el libro a pesar de su letra enana y lo recomiendo sin dudar. También pueden leer mi reseña sobre Mi país inventado, un libro de la autora con una carga más testimonial.

Les dejo el link de su web para que conozcan más de su obra.

Web oficial de Isabel Allende.

Circe de Madeline Miller

Este 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer y motivada por ello quiero comentar sobre Circe, protagonista del libro escrito por la autora estadounidense Madeline Miller, ya que pienso que es un personaje que vive muchos temas que nos afectan a todas las mujeres.

Portada del libro Circe. AdN Alianza de Novelas. Foto: Sandra Ramírez Checnes.

Los amores de Circe nos permiten acompañarla por su proceso de madurez como mujer y ser humano. El amor juvenil por Glauco, el pescador y mortal, muestra su inmadurez y las ansias de ser querida. Siempre ha sido despreciada por su familia por ser distinta a ellos (tanto en aspecto físico como en alma), pero esa diferencia la llevará a convertirse en dueña de su destino. Sus encuentros con el dios Hermes muestran que se permite disfrutar libremente de su sexualidad. La noche compartida con Dédalo presenta esas conexiones especiales que aparecen en el momento equivocado de la vida. Cabe señalar que, a partir de los siguientes párrafos, hay spoliers detallados. 

La maternidad escogida, de forma consciente, al embarazarse de Odiseo. Todos los sentimientos y dolores que Miller describe me impactaron. Ya que en mi opinión, Circe representa a todas esas madres que son capaces de entregar su vida o enfrentar al mundo entero por proteger a su hijos. Esos capítulos me sobrecogieron mucho, ya que la hechicera encuentra fuerzas cuando cree desgarrarse por dentro al parir, aprende a ser madre sin guía alguna y, sobre todo, entiende que debe dejar ir a su hijo Telégono al mundo, ya que no puede protegerlo eternamente.

Mapa de los principales lugares en los que ocurre la novela Circe. Foto: Sandra Ramírez Checnes.

La sororidad con Penélope. Estos capítulos en los que conviven dos mujeres inteligentes, que amaron al mismo hombre, nos muestran cómo dos personas tan distintas pueden cultivar una relación sana y respetuosa. Me encanta cuando Penélope decide volverse hechicera y Circe le da su venia e incluso le sugiere que la suplante en su isla.

El asumir las consecuencias de sus actos se representa en la culpa que siente Circe por haber convertido a la ninfa Escila en un monstruo que asesina a todos los navegantes que pasan cerca a su acantilado. La hechicera no puede comenzar su nueva vida hasta que logra convertirla en piedra y asegurarse que ya no causará más daño. 

Finalmente, cuando Circe abandona sus privilegios como hija de un titán y abraza la mortalidad, se siente libre. En medio de la fragilidad de la vida tiene la fuerza para descubrir el amor junto a Telémaco, el mundo que la rodea y, sobre todo, la felicidad que tanto le ha costado alcanzar.

Persuasión de Jane Austen

Persuasión de Jane Austen nos narra la historia entre la joven Anne Elliot y el marino Frederick Wentworth. La obra se centra en el compromiso, no concretado en matrimonio, de los protagonistas. Confieso que tenía muchas ganas de leerla, ya que fue publicada de manera póstuma en 1818 y soy fan de la forma crítica de escribir de la autora.

Portada libro Persuasión de Jane Austen. Foto: Sandra Vanessa Ramírez Checnes.

Sin embargo, no la encontré tan potente/deliciosa como Orgullo y Prejuicio, ya que tiene un ritmo más pausado, pero presenta temas interesantes que vale la pena comentar.  

Lo primero, lo difícil que es crecer en una familia superficial y clasista. Mr. Elliot, padre de Anne, es tan vanidoso y se regodea en su título de lord que ya llega a ser ridículo. La hija mayor es una fiel copia del padre y Mary, la otra hermana, desea ser el centro de atención en todo momento. Realmente, Anne tiene una paciencia de oro para tolerar a su particular parentela. 

Segundo, se vuelve a tocar el tema de que las mujeres debían casarse con un hombre rico si deseaban tener una buena vida. Es decir que el matrimonio era un acuerdo comercial en el  que los sentimientos eran lo de menos. Recordemos que en esa época, las mujeres no tenían derecho a la herencia ni al patrimonio propio.  

Tercero, la importancia de la madurez para saber qué queremos en la vida. En el caso de Anne, el llegar a ser una mujer madura la ayuda a disfrutar de la felicidad de los demás sin envidia, a saber manejar situaciones difíciles y sobre todo a desarrollar una voz propia. 

Ilustración de Dália Adillon. Edición de Alma Clásicos ilustrados. Foto: Sandra Vanessa Ramírez Checnes.

Finalmente, un tema que logra conmoverme es cómo Anne se siente más feliz y en familia entre extraños que con sus propios parientes. Aquí viene un spoiler, pero debo mencionar que me da mucha pena cuando ella siente que no tiene un hogar acogedor que ofrecerle al hombre con el que piensa compartir su vida. Al contrario, siempre está aprehensiva pensando que pueden hacerle un desaire o humillar a Frederick. 

Un libro recomendado para los amantes de los clásicos y los fans de la pluma de Jane Austen. También pueden leer mi reseña sobre Orgullo y prejuicio para seguir conociendo la obra de esta autora británica.

Ilustración de Dália Adillon. Edición de Alma Clásicos ilustrados. Foto: Sandra Vanessa Ramírez Checnes.

Elizabeth Bennet y Mr. Darcy; Don Tillman y Rosie; Ottavia Salina y Farag Boswell: tres parejas literarias que me gustan

Al leer nos topamos con parejas que nos sorprenden y incluso nos hacen rabiar.En este post les comento sobre tres libros con parejas muy especiales: Orgullo y Prejuicio de Jane Austen, El proyecto esposa de Graeme Simsion y El último Catón de Matilde Asensi.   

Orgullo y prejuicio de Jane Austen nos narra la relación entre Elizabeth Bennet y Mr. Darcy. El romance de estos dos personajes es complejo y no está libre de rechazos, ya que los malentendidos y sobre todo los prejuicios hacen que los desencuentros sean frecuentes. Me gusta mucho este libro porque Austen presenta el lado más racional del enamoramiento, ya que las mujeres, de esa época, debían casarse para no terminar en la miseria. Recomendado para los amantes de los clásicos. 

El proyecto esposa de Graeme Simsion presenta la peculiar relación entre Don Tillman y Rosie. Es una historia hilarante en la que la mujer escogida por el cuadriculado Don debe cumplir determinados requisitos y someterse a un cuestionario para que las cifras indiquen que es la ideal. Pero como el amor no está dispuesto a someterse a reglas y a seguir el camino de lo racional, Don tendrá que escoger entre lo que le indica su cerebro o su poco utilizado corazón.  Y si quieren disfrutar más de las vivencias de esta pareja pueden seguir su historia en El efecto matrimonio.

El último Catón de Matilde Asensi nos trae a la paleógrafa Ottavia Salina y al arqueólogo Farag Boswell. Este libro de ficción histórica y aventura presenta el menos edulcorado encuentro de dos almas gemelas. Un amor maduro que parece destinado a no concretarse, ya que tiene en contra las creencias religiosas y personalidad de ambos protagonistas. Sin embargo, la complicidad y la admiración se convertirán en el terreno fértil para un amor del que soy una fan total. Recomendado para los que disfrutan de la historia, la lectura amena y sobre todo de personajes con deliciosos matices.

Mis libros favoritos del 2019

He leído y disfrutado muchos libros en este 2019, pero no de todos he podido escribir mi apreciación. No me pongo una meta definida de la cantidad de textos que leeré a lo largo de los doce meses, solo sé que mi vida está completa si tengo un libro entre mis manos. Fue muy difícil armar una lista, ya que cada historia me enseñó, emocionó y sobre todo nutrió como ser humano. Cabe señalar que el orden no refleja la importancia que le asigno a cada una.

Aquí comparto los ocho libros que dejaron huella en mí en este año:

  1. Ladrona de libros de Markus Zusak.

La historia de Liesel me conmovió tremendamente: tiene todas las razones para odiar la vida, pero ella se aferra a cada oportunidad para ser feliz y no se amilana ante nada. La protagonista es un gran ejemplo de resiliencia. 

  1. Una propuesta decente de Luciana Olivares y Rolando Arellano.

Un entretenido intercambio de emails entre los autores sirve como la excusa perfecta para reflexionar sobre cómo el marketing y, sobre todo, las empresas pueden contribuir a mejorar la sociedad.

  1. Orgullo y prejuicio de Jane Austen.

Tiene un tono sarcástico y de crítica social que aún sigue vigente. Me encantan los diálogos elaborados que crean una atmósfera íntima, pero sin caer en lo recargado. 

  1. Mi historia de Michelle Obama.

Me ayudó a reflexionar sobre la importancia de la política para generar cambios reales y positivos en la sociedad, además de lo vital de nuestro rol como ciudadanos conscientes al momento de emitir el voto. 

  1. La noche en que Frankestein leyó El Quijote de Santiago Postelligo.

Este libro presenta fascinantes historias sobre diferentes aspectos de la literatura. Por ejemplo: cómo Jane Austen llegó a publicar su primer libro, en qué momento Arthur Conan Doyle decidió asesinar a Sherlock Holmes o cómo El Quijote influyó en la creación de Frankestein. Un libro corto pero sumamente interesante para quienes aman leer.

  1. Asesinato en el Orient Express de Agatha Christie.

El primer libro que leí de esta increíble escritora inglesa. Me fascinaron los personajes de esta historia policiaca y cómo el asesino reta constantemente al inspector Poirot.  

  1. Yo, Julia de Santiago Posteguillo. 

Un libro, exquisitamente trabajado, que narra la vida de una mujer vehemente y sumamente inteligente que no temerá tomar los riesgos necesarios para que su familia ocupe un lugar memorable en la historia. Superrecomendado.

  1. Las hijas del capitán de María Dueñas.

En las noches en que devoré este libro fui testigo de las alegrías y tristezas de las hermanas Arenas, protagonistas de esta historia. Sufrí con ellas cuando bajaron del barco, después de un mal viaje, y estaban en un país tan distinto y del que no conocían el idioma. Compartí sus amores y decepciones. Es genial como Dueñas nos hace transitar por Cherry Street, el Harlem Hispano, la calle Catorce y Brooklyn. Yo realmente me sentía ahí en cada página del libro. Super recomendado para los amantes de la ficción histórica. 

¿Y para uds cuáles son los libros del año 2019?

Portadas de mis ocho libros favoritos del 2019. Fotos: Sandra Ramírez Checnes.