Inés del alma mía – Isabel Allende

Inés del alma mía ha sido mi primer encuentro con Isabel Allende. Un encuentro postergado por muchos años, ya que tenía cierto prejuicio contra la escritora. Debo reconocer que un comentario se grabó en mí y me hizo dudar sobre la calidad de su obra. Pero hubo dos señales que me ayudaron a cambiar de opinión y darle una oportunidad. La primera, en una serie de Netflix la protagonista explicaba el impacto que el trabajo de Allende había tenido sobre su deseo de convertirse en escritora. La segunda, una amiga me llamó un día para decir que quería regalarme varios libros y entre ellos había un par de ejemplares escritos por la chilena. El destino había dictaminado que era momento de leer a Allende. 

Portada de Inés del alma mía. Foto: Sandra Ramírez Checnes.

Inés Suárez, protagonista del libro, es una joven costurera muy osada y aventurera para el siglo XVI. Ella se convertirá en la primera mujer española en participar en la conquista de Chile. Combatirá contra los mapuches durante largos años y vivirá miserias (sin alimentos ni medicinas) junto a los conquistadores que fundaron la ciudad de Santiago. A partir de aquí hay algunos spoilers. 

La narración en primera persona, en gran parte del libro, crea una atmósfera íntima con Inés. Conocer a sus tres amores y escuchar las confidencias que le hace a su hija adoptiva son una delicia. Con Juan de Málaga, su primer amante y esposo, conoció el placer. Con Pedro de Valdivia, maestre de campo de Francisco Pizarro, vivirá la aventura de su vida, ya que junto a él viajará a Chile. De Valdivia la traicionará e incluso la invitará a recluirse en un convento, ya que era lo que se solía hacer con la viudas que no tuvieran parientes que las representaran y dirigieran sus vidas. Con Rodrigo de Quiroga, su segundo esposo, descubrirá el amor verdadero y formará una familia, ya que él tenía una hija, la cual Inés cobijará como si hubiera salido de su vientre. El fallecimiento de Rodrigo, después de muchos años de matrimonio, será el motivo por el cual comenzará a escribir su historia y a esperar con anhelo la muerte. 

Tuve sentimientos encontrados al leer este libro, ya que la época de la conquista en Sudamérica está plagada de abusos, violencia y codicia, lo que me indigna y entristece a la vez. Pero por otro lado, conocer la historia de esta mujer combativa que cruzó parajes inhóspitos por amor y con el sueño de fundar un lugar justo para vivir es fascinante. Devoré el libro a pesar de su letra enana y lo recomiendo sin dudar. 

Les dejo el link de su web para que conozcan más de su obra.

Web oficial de Isabel Allende.

Circe de Madeline Miller

Este 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer y motivada por ello quiero comentar sobre Circe, protagonista del libro escrito por la autora estadounidense Madeline Miller, ya que pienso que es un personaje que vive muchos temas que nos afectan a todas las mujeres.

Portada del libro Circe. AdN Alianza de Novelas. Foto: Sandra Ramírez Checnes.

Los amores de Circe nos permiten acompañarla por su proceso de madurez como mujer y ser humano. El amor juvenil por Glauco, el pescador y mortal, muestra su inmadurez y las ansias de ser querida. Siempre ha sido despreciada por su familia por ser distinta a ellos (tanto en aspecto físico como en alma), pero esa diferencia la llevará a convertirse en dueña de su destino. Sus encuentros con el dios Hermes muestran que se permite disfrutar libremente de su sexualidad. La noche compartida con Dédalo presenta esas conexiones especiales que aparecen en el momento equivocado de la vida. Cabe señalar que, a partir de los siguientes párrafos, hay spoliers detallados. 

La maternidad escogida, de forma consciente, al embarazarse de Odiseo. Todos los sentimientos y dolores que Miller describe me impactaron. Ya que en mi opinión, Circe representa a todas esas madres que son capaces de entregar su vida o enfrentar al mundo entero por proteger a su hijos. Esos capítulos me sobrecogieron mucho, ya que la hechicera encuentra fuerzas cuando cree desgarrarse por dentro al parir, aprende a ser madre sin guía alguna y, sobre todo, entiende que debe dejar ir a su hijo Telégono al mundo, ya que no puede protegerlo eternamente.

Mapa de los principales lugares en los que ocurre la novela Circe. Foto: Sandra Ramírez Checnes.

La sororidad con Penélope. Estos capítulos en los que conviven dos mujeres inteligentes, que amaron al mismo hombre, nos muestran cómo dos personas tan distintas pueden cultivar una relación sana y respetuosa. Me encanta cuando Penélope decide volverse hechicera y Circe le da su venia e incluso le sugiere que la suplante en su isla.

El asumir las consecuencias de sus actos se representa en la culpa que siente Circe por haber convertido a la ninfa Escila en un monstruo que asesina a todos los navegantes que pasan cerca a su acantilado. La hechicera no puede comenzar su nueva vida hasta que logra convertirla en piedra y asegurarse que ya no causará más daño. 

Finalmente, cuando Circe abandona sus privilegios como hija de un titán y abraza la mortalidad, se siente libre. En medio de la fragilidad de la vida tiene la fuerza para descubrir el amor junto a Telémaco, el mundo que la rodea y, sobre todo, la felicidad que tanto le ha costado alcanzar.